“Yo no estaba en el vehículo, mi vehículo estaba estacionado, mi domicilio está enfrente, entonces nada más escuché el golpe y bajé corriendo; normalmente se escuchan ruidos de frenones, pero este fue un sonido estrepitoso de varios vehículos chocando, fue cuando supuse que había pasado algo”, relató Fernando, tras el accidente.
Refirió que el daño a su auto no fue tan grande dijo para perder tiempo en los trámites, por lo que él y otras dos personas se deslindaron de las responsabilidades.
Comentó que en esta zona es normal escuchar que los vehículos bajan sobre la carretera federal México-Cuernavaca sin frenos, o que se registran algunos choques, incluso en los 11 años que lleva viviendo en este punto de Cuernavaca, ha visto tres o cuatro accidentes de consideración.
Fernando recordó que hace tiempo se había pensado en colocar en esta zona una rampa de seguridad para que los vehículos en caso de una falla ahí se quedaran, sin embargo, ello implicaría afectar a las personas que estacionan sus autos para ir a los comercios.
“Ya se intentó encontrar una solución, no se encontró y preferimos que se quede de esta manera realmente por los mismos comerciantes que también me cuento como uno de ellos, no podemos quitar el lugar del estacionamiento para resguardar a los vehículos en la rampa”, agregó al pedir mayor atención en el punto de revisión de El Capote.
Por Omar Romero