compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Con seis años formando parte de la Cruz Roja Morelos en diversas áreas, uno de los momentos que más han marcado la vida profesional de Kenia Gómez López, fue el apoyar a los “niños exploradores” lesionados tras un accidente suscitado el 14 de noviembre del 2014 en la carretera Cuernavaca-Huitzilac, a la altura de Las Huertas de San Pedro, en Huitzilac.
“Tengo muchas pero una que creo que me va a dejar marcada para toda la vida fue el choque del autobús de los boy scouts hace ya dos años, me tocó atender a uno de los pacientes más graves, entonces sí ha sido de las experiencias que más me ha marcado y sobre todo porque yo pertenecí al movimiento y ver a compañeros en ese momento, sí fue desagradable”, recordó.
Explicó que gracias a un vecino que laboraba en la Cruz Roja y al verlo diariamente con su uniforme y también al no quedar entre los lugares disponibles para la Facultad de Medicina, es que decidió entrar a esta institución como alumna en el área de capacitación y posteriormente recibió la oportunidad de estar como radioperadora.
Sin embargo, hizo un espacio para concluir su carrera y hace un año fue enviada al área de Socorros, en donde ha acudido a diversos servicios, no obstante, el que más recordará por la magnitud será la volcadura del autobús de los boy scouts que provenían de San Luis Potosí.
“Mis papás siempre me han apoyado pero dicen que me la vivo en la Cruz Roja, pero para que me trajeron verdad; muchas felicidades a todos aquellos que ponen cada día un granito de arena para que esta sociedad sea mejor”, abundó.

"Mientras trabajaba en ambulancias me tocó estar trabajando en guardia cada tercer día y me he dedicado también a la parte de la asistencia social.” Kenia Gómez López, pertenece a Cruz Roja.

 

Por: Omar Romero /  [email protected]