JOJUTLA, MORELOS.- A 12 años del secuestro del señor Antonio Guzmán Hernández, su familia no pierde la esperanza de dar con su paradero, ya que a pesar de haber interpuesto una denuncia tras los hechos no han tenido información al respecto.
Así lo dio a conocer su hijo Marcial Guzmán Tlaseca, quién ayer junto con su familia acudieron hasta el panteón de la colonia Pedro Amaro, para tomarse las muestras de ADN y tener noticias de su padre que desapareció el 5 de junio del 2005 en el municipio de Chiautla de Tapia, del Estado de Puebla.
“Nos tomaron muestras de sangre para el ADN y vamos a esperar unos días para saber si logran algo, si hay algo en común con los cadáveres que están sacando”, indicó el familiar previo a retirarse del panteón para dirigirse hasta el Estado de Puebla.
Recordó que su padre se encontraba la mañana del domingo 5 de junio del 2005 en una purificadora trabajando, cuando arribaron sujetos que amagaron a las personas que estaban, llevándose al señor, incluso dijo que los responsables se comunicaron con ellos para pedirles rescate, pero hasta la fecha no han tenido información por ello insistirán hasta tener datos del señor Antonio.
Guzmán Tlaseca abundó que estarán acuendiendo a todos los lugares donde existan fosas, al refirir que la esperanza es lo último que muere.
“Hasta ahorita nada -de información han conseguido- pero la fe no la perdemos”, señaló al manifestar que su padre está enfermo de diabetes, por ello sostuvo esperan tener datos de manera pronta.

"Iríamos hasta donde fuera para saber alguna información; seguimos buscando a mi papá, llevamos 12 años buscando a mi papá y no hemos tenido ningún avance.” Marcial Guzmán Tlaseca, hijo de víctima secuestrado.

Por: Omar Romero
[email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...