CUERNAVACA, MORELOS.- “Es un proceso bastante complicado en el sentido de que te tienes que desprender de la familia, romper a raja tabla con la familia y encontrar la verdadera libertad, la toma de decisiones”, explicó María Antonieta, quien ayer dio a conocer la violencia que su familia ejercia sobre ella.
Recordó que tanto ella como su hermana crecieron en una cultura de sumisión y de obediencia, donde estaba al tanto de lo que sus hermanos decían, sin embargo, en marzo del año pasado se cansó de ver normal los golpes y los insultos, por ello se atrevió a levantar la voz y denunciar.
Ahora, confía en que este caso sea juzgado conforme a derecho y la resolución de los jueces que conocerán del mismo sea transparente, al comentar que lo único que busca es que exista justicia.
Dijo que hasta el momento su hermano Ignacio está sujeto a un proceso en libertad, pero adelantó que buscará también acusar a su otro hermano, ya que consideró los dos tienen responsabilidad.
“Posteriormente también se realizarán otras acciones para demostrar la complicidad de mi otro hermano; es un tema –que- creo tiene que ver con ambición, en el sentido porque mi hermana y yo tuvimos una donación por parte de mis padres de una propiedad y mis hermanos siempre han tenido celos”, abundó.
María Antonieta externó que está buscando rescatar la dignidad que le ha quedado, además precisó que también su madre la ha intimidado.

Por: Omar Romero /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...