compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- “La verdad –le funcionó- bastante, porque yo solo no podía dejar la droga –mariguana- y a parte la comunicación con la familia estaba muy quebrada y gracias a la ayuda de todos sí se ha dado verdaderamente el cambio, lo he notado yo y mi familia”, comentó Alberto Luna Linares, quien recientemente se graduó del Tribunal para el Tratamiento de las Adicciones (TTA), tras terminar con su programa de año y medio.
Sostuvo que su detención se generó el año pasado cuando junto con su novia había ido a comprar unas cosas, y lo encontraron en posesión de droga, es por ello que al llegar ante las autoridades le notificaron del TTA y gracias a esta justicia ha logrado salir adelante, ya que reconoció que por la adicción perdía los trabajos que esporádicamente conseguía.
Incluso recordó que cuando le mencionó a su familia que estaría bajo una justicia terapéutica, no le creyeron y pensaron que solamente lo hacía por cumplir con el requisito, sin embargo, conforme fue pasando el tiempo, se percataron que realmente había cambiado y hoy están motivados y orgullosos de que se siga superando.
“Ahorita por el momento no tengo donde laborar pero me estoy manteniendo en comunicación porque los del programa –TTA- me van a conseguir; al principio –del tratamiento- me renegaba pero ya conforme pasaba el tiempo vas notando que sí verdaderamente esto puede cambiar, no necesariamente tienen que vivir bajo el efecto de la mariguana”, refirió.
Alberto reconoció que por problemas familiares y la frecuencia con ciertas personas comenzó desde hace siete años a consumir la droga, sin embargo, actualmente aseguró que eso ya quedó en el pasado, puesto que ha comprendido las consecuencias y desea continuar con otras actividades.

Por:  Omar Romero  /  [email protected]