Investigadores de la Facultad de Medicina de Sao José do Río Preto, en Brasil, descubrieron un método para tratar riñones que habían sido descartados por daño; es decir, los rehabilita para que puedan ser trasplantados.
Los órganos son clasificados en dos tipos: riñones del tipo padrón (buenos para ser trasplantados) y riñones de criterio extendido (generalmente, son de donadores de más de 60 años, los cuales en la mayoría de los casos acaban siendo descartados).
“Con biopsias en los riñones de criterio extendido identificamos cuáles moléculas eran afectadas por inflamación.
“Tras ello logramos desactivarlas o tratarlas y disminuir la inflamación del riñón“, explicó el investigador Mario Filho, coordinador de la investigación.