Aprovechando la última fecha FIFA del año, el equipo Tricolor (“que tiene mucho corazón y en la cancha lo demostrará”) realizará una mini gira al Viejo Continente, en donde, contrario a lo que ocurre normalmente que se disputan puros partidos moleros contra equipos de medio pelo para abajo, en esta ocasión enfrentará un par de duelos amistosos contra rivales de primer nivel, Bélgica y Polonia. ¡Enhorabuena!
Cuando Juan Carlos Osorio dio a conocer la lista de convocados para integrar “el equipo de todos” para estos encuentros, de inmediato brincaron los nombres de Omar Govea y Uriel Antuna, quienes para la mayoría de los aficionados a nuestro querido deporte “eran como el novio de Nadia Comaneci… que nadie lo conoche”.
Ustedes ya lo saben, estimados lectores del Diario de Morelos, que en este espacio periodístico nos gusta proceder como el desvalijador de coches o como Jack el destripador, ir por partes.
Ambos futbolista se desempeñan en la media cancha; es aquí en donde surge la pregunta ¿De verdad el Tri necesita más gente en la cintura?, la respuesta se antoja lógica ¡No!; sin embargo, me parece que existen dos situaciones que provocaron el “sorpresivo llamado”, el primero que “la oportunidad la pintan Brizio (calva)” y el hecho de que la Selección juegue por aquellos lares, quedaba como anillo al dedo. Y la segunda, que los dos elementos que nos ocupan, son muy jóvenes (21 y 20 años respectivamente) lo que nos hace pensar que el timonel colombino estaría proyectándolos en el largo plazo.
Omar Govea, oriundo de San Luis Potosí es canterano del América (nadie es perfecto) y fue vendido al Porto “B” de Portugal, quienes lo cedieron a préstamo al Royal Excel Mouscaron de la Liga holandesa, escuadra con la que se desempeña actualmente. Ya ha sido convocado a Selecciones menores y en el Mundial Sub 17 del 2013, celebrado en Emiratos Árabes Unidos, ayudó a que México se quedara con el sub campeonato, al caer frente a Nigeria al son de tres goles por cero. Se dice que tiene muy buen disparo de media distancia; pero llama mi atención que en el Porto “B” de 68 partidos que jugó, no anotó un solo gol.
Uriel Antuna, nació en Gómez Palacios, Durango; y es canterano de Santos Laguna, incluso principió en el máximo circuito con los guerreros antes de emigrar a Europa. Lo compró una empresa que se dedica a promover jugadores y lo colocó originalmente en el Manchester City, de ahí fue cedido al FC Groninger de Holanda en donde apenas debutó recientemente. Formó parte de “los roedores” Sub 20 que recientemente fracasaron en el Mundial de la especialidad, que se llevó a cabo en Corea hace unos meses, en donde Inglaterra nos eliminó en cuartos de final por la mínima diferencia.
Los que saben de futbol opinan que quizá tenían más merecimientos para ser convocados Elías Hernández, del León y Víctor Guzmán, de Chivas, puede ser. Por mi parte, siempre aplaudiré cuando, en cualquier orden de la vida, se le dé oportunidad a los jóvenes… que Dios reparta suerte.

Por: Eduardo Brizio /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...