Mañana miércoles el Coloso de Santa Úrsula se vestirá de gala para recibir una edición más del llamado Clásico de Clásicos del balompié mexicano. 

Recordemos que la fecha diez del Torneo de Apertura 2017 tuvo que ser pospuesta debido al terremoto que azotó a nuestro país el 19 de Septiembre y “el horno no estaba para bollos”; toda vez que, por una parte, era menester revisar que el inmueble no hubiera sufrido daños considerables que pusieran en riesgo su estructura, para garantizar la seguridad de los espectadores y por la otra, la policía y los elementos destinados para salvaguardar el orden en un espectáculo masivo estaban demasiado ocupados en situaciones de emergencia, mucho más importantes.

Las águilas del América saltarán al terreno de juego en calidad de francos favoritos, no solamente por su condición de locales, sino también porque están teniendo una muy buena campaña y son serios candidatos a luchar por ceñirse la corona, una vez más, bajo la batuta de “El consorte de la liendre”. Aunque sería mandatorio que mejoraran en el aspecto disciplinario, ya que son la escuadra que más expulsiones ha recibido (5) y la que más cartones preventivos ha visto con 32, únicamente superados en ese nada honroso renglón por los Xolos de Tijuana (37).

Los de Coapa marchan en el segundo lugar de la competencia, cuatro puntos atrás del líder Monterrey, que dicho sea de paso, los rayados son el equipo que más goles ha anotado, menos goles ha recibido y mejor comportamiento ha tenido en cuanto a tarjetas amarillas y rojas se refiere.

Por su parte el rebaño sagrado ha andado arrastrando la cobija. En su calidad de actual campeón, en doce partidos disputados le han abollado la corona en 5 y solamente han sido capaces de salir victoriosos en un solo encuentro. Además, han recibido más goles de los que han anotado, obteniendo así una diferencia de menos 5, por lo que ya podemos afirmar que quedarán fuera de la gran fiesta del futbol mexicano.

La H. Comisión de Árbitros designó al silbante Francisco Chacón para dirigir las acciones. Será la cuarta vez que dicho nazareno tiene la dicha de pitar un clásico, ya lo hizo dos veces en Guadalajara y será la segunda que lo hace en el Azteca, las dos últimas veces han empatado y la primera vez ganaron los caprinos. No hay antecedentes de que haya sancionado penales inexistentes, expulsiones injustas o haya influido en el resultado del partido.

A pesar de su experiencia y probada capacidad, ya es un hecho que luego de nueve años de portar el gafete de FIFA, le será retirado para la próxima temporada, debido a su edad, las lesiones que le han aquejado últimamente; pero sobre todo, porque no ha cuidado el sobre peso que le aqueja. Por eso se rumora en el bajo mundo de los hombre de negro que le dieron este partido para mitigar su frustración como un… premio de consolación.

Reglas y reglazos
Eduardo Brizio
[email protected]