Hoy hace un buen día para discutir con ustedes, estimados lectores del Diario de Morelos, el tercer gol logrado por Pumas el pasado sábado, para vencer a domicilio a los tuzos del Pachuca al son de tres goles por dos, debido a que los neófitos necean respecto a que dicha anotación está viciada por (supuesto) fuera de lugar de Alustiza.
La jugada hay que juzgarla desde el momento mismo en que Marcelo Díaz de Pumas juega la esférica hacia el medio campo; toda vez que, cuando Castillo va por el balón no lo toca; sino que lo deja pasar entre sus piernas en una finta magistral. Si Nico Castillo hubiera tocado el balón, por supuesto que el ‘Chavo’ Alustiza hubiera estado en posición fuera de juego; pero no
ocurrió así.
En el momento del toque original; es decir el de Marcelo Díaz que inicia la jugada, el multicitado Alustiza no está en fuera de lugar, ya que se encuentra habilitado por Oscar Murillo, defensor del Pachuca. Hay un momento de juzgar la posición ilícita y dicho momento es cuando el balón es tocado o jugado por un compañero y un momento de sancionar, que ocurre cuando el infractor (en este caso el supuesto infractor) toca la pelota; sin embargo, cuando Alustiza toca la pelota no se puede marcar fuera de lugar porque (al momento de juzgar) no estaba adelantado en relación con el penúltimo defensor tuzo.
La confusión para los poco conocedores de la regla ocurre cuando Castillo deja pasar la pelota y el ‘Chavo’ aparece adelantado; dando la impresión de que viniendo de una (supuesta, pero inexistente) posición ilícita, se habilita por sí mismo; pero como Nico no tocó la pelota no se puede generar el fuera de lugar.
Para acabarla de amolar y hacer más polémica la jugada, una vez que Nico Castillo dejó pasar el balón entre sus piernas es tocado o jugado por (Oscar Murillo) el mismo defensor pachuqueño que instantes previos habilitaba a Alustiza en el momento del toque original del mediocampista felino, de modo que se abre la discusión respecto a si la pelota viene de un contrario o no.
Me explico, Alustiza no estaba adelantado; pero sí
hay algunos que piensan
 que, si lo estaba, el hecho
de que el defensor pachuqueño haya jugado el balón lo habilitaría (en el caso de
haber estado adelantado). Igualmente no es tan fácil definir si el defensor pachuqueño jugó la pelota deliberadamente o si se trató de un rebote accidental y la pelota lo golpeó sin él tener la voluntad de hacerlo.
El rebote no habilita; jugarla deliberadamente sí. Si un defensa está inmóvil y el balón lo golpea indudablemente se trata de un rebote. Si el defensor se mueve hacia el balón y lo toca se considera que la jugó deliberadamente. En mi opinión el defensor pachuqueño se movió hacia la pelota y la jugó deliberadamente.
Facilito ¿verdad? ¡Para conocedores!... por dónde le busquen… no era fuera de lugar.

Reglas y reglazos
Eduardo Brizio
[email protected]