compartir en:

El equipo tricolor, “que tiene mucho corazón y en la cancha lo demostrará”, enfrentará hoy a su similar de Honduras en San Pedro Sula, para concluir el Hexagonal Final de la CONCACAF, en donde ya se encuentra calificado categóricamente al Mundial Rusia 2018, invicto hasta el momento, siendo la mejor defensiva del torneo y con una impresionante diferencia de goles entre anotados y recibidos de más diez.

A eso le llamo yo calificar “caminando” y no a la forma en que lo hizo el equipo de La Volpe, que lo hizo en segundo lugar y perdiendo, por no decir entregando el último partido de visitante ante Trinidad y Tobago.

Hace muchos ayeres que no se lograba el pase con tanta tranquilidad; es más, la última vez se consiguió entre lágrimas, sudando sangre en el “repechaje” contra Nueva Zelanda.

Pero eso no parece satisfacer a los líderes de opinión ni a los eternos sembradores de veneno. Qué diera Argentina por estar en nuestra ventajosa posición. Costa Rica obtuvo el pase a merced en un agónico empate frente a Honduras; sin embargo, la afición se les entregó vitoreando a sus “valientes soldados de cortos pantalones”. Tuvieron oportunidad de ver cómo festejaron en Egipto el boleto a la Copa del Mundo, fue una brillante, conmovedora y emocionante experiencia. Sin embargo acá, resulta que “La selección no convence”.

Los detractores afirman que el equipo, a pesar de los apabullantes números, “no juega bien”. Es entonces cuando surge la pregunta ¿Cuándo ha jugado bien la Selección?, puede ser que en la Copa Confederaciones con Ricky Tony ¿Y?...¿Qué ganaron?.

Otros afirman que con el sistema de juego impuesto por “el predicador” Juan Carlos Osorio México no tiene cómo competir en la justa mundialista. Es entonces que de nueva cuenta surge la pregunta ¿Cuándo ha competido dignamente en una Copa del Mundo?.

Lo cierto es que al Director Técnico colombiano no se le perdona el haber caído por goleada en la Copa América ante Chile y el haber sido eliminados en la Confederaciones ante Alemania, partidos que era predecible que México perdiera, porque en competencias oficiales (salvo alguna honrosa excepción) nunca se le ha ganado a un equipo con mayor jerarquía que el nuestro. Tampoco le perdonan sus “rotaciones”, ni el hecho de “improvisar” al ubicar a los futbolistas en otras posiciones que no suelen ser en las que habitualmente se desempeñan.

Ojalá y el equipo de todos se traiga los tres puntos de Honduras, para reafirmarse en el primer lugar, estableciendo un nuevo record en cuanto a puntos conseguidos en el hexagonal, nos dejemos de amarguras y apoyemos el proceso, confiando en que en Rusia por fin se pueda jugar el añorado quinto partido. Jamás habíamos tenido tantos elementos jugando en el viejo continente. Pienso que se tiene plantel como para poder soñar con hacer un buen papel.

El que se quedó con las ganas de que los visitaran miles de aficionados para festejar el pase al Mundial fue…El Ángel de la Independencia.

Reglas y reglazos
Eduardo Brizio
[email protected]