David Elleray es un exárbitro inglés que ahora ocupa un importante puesto en el International Board, órgano oficial encargado de definir las reglas del futbol y sus modificaciones a nivel mundial. Se podría decir que él es “el padre del video arbitraje”.

Pues David Elleray se encuentra en nuestro país y el motivo de su visita es supervisar que todo esté en orden en cuanto al “VAR”, para así, otorgar el aval para su permanente utilización en el balompié mexicano.

Así, los otrora silbantes que en la actualidad juzgamos sin misericordia, semana a semana, en la pantalla chica el trabajo de los hombres de negro, recibimos una atenta invitación de la Comisión de Árbitros para asistir a una charla impartida por Elleray respecto al novedoso sistema tecnológico, con la finalidad de familiarizarnos un poco más con él.

Se trató de una grata experiencia. La crema y nata del arbitraje nacional estaba presente. Todos los jueces impecablemente vestidos, ataviados con traje y corbata, nos recibieron con amabilidad y camaradería.

Del mismo modo, resultó halagüeño confirmar que el prestigiado instructor internacional comparte con nosotros muchos de los conceptos arbitrales en los cuales cimentamos nuestras opiniones.

El principal énfasis radicó en el hecho de que deben ser muy selectas y muy claras las jugadas que se seleccionen para ser evaluadas por el nazareno en el monitor, recordando que el lema del VAR es: “mínima interferencia; máximo beneficio”.

 Que se debe de tratar de un error claro, muy claro y obvio por parte del silbante. Por poner un ejemplo: si un penal polémico está 50% vs. 50% respecto a la posibilidad de ser sancionado, no se revisa. Si está 40% a que no es y 60% a que sí es, no se evalúa. Si la proporción es 30% a que no y 70% a que sí, tampoco se revisa. Si es 20% a que no y 80% a que sí… no se revisa.

Solamente el VAR recomendará al árbitro en turno que revise la jugada en el monitor, cuando existan más del 90% de posibilidades de que la decisión adoptada sea errónea.

De entre todos los datos proporcionados durante la amena conferencia, llamó mi atención el poder disuasivo del VAR. Desde que se implementó en Italia han disminuido: 43% las simulaciones, 19% las protestas, 15% las amonestaciones, 9% las faltas y 7% las expulsiones.

Otro de los datos impactantes mencioandos fue aquel que hace patente el hecho de que el principal beneficiado del video arbitraje durante el pasado Mundial, Rusia 2018 fue el equipo francés. Quizá no hubieran logrado levantar la Copa de no existir el VAR; toda vez que, las decisiones tomadas, avaladas por la tecnología, obraron en su favor.

Se aquilata y aprecia el hecho de que la H. Comisión de Árbitros nos haya tomado en cuenta para compartir el conocimiento y ayudar a difundirlo.

Mucho nos falta para comprender cabalmente cuáles son los alcances de esta poderosa herramienta, que no es infalible, pero sin duda… beneficiará al futbol.

Reglas y reglazos
Eduardo Brizio
ebrizio@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado