En su búsqueda por detener la pandemia por el COVID-19, la biofarmacéutica China CanSino Biologics Inc. ha obtenido la aprobación de Pekín para una patente de su vacuna (Ad5-nCOV) contra el coronavirus, según informaron medios de comunicación estatales.

Esta es la primera patente de la vacuna COVID-19 concedida por China, señaló el Diario del Pueblo, periódico oficial que citó documentos publicados por la Administración Nacional de la Propiedad Intelectual de dicho país, en los que se decía que la patente fue emitida el 11 de agosto.

Segunda fase de los ensayos clínicos

Los resultados de la segunda fase de los ensayos clínicos de la vacuna demostraron que es segura e induce respuesta inmune contra el coronavirus, de acuerdo con una investigación publicada a finales de julio en la revista The Lancet.

La investigación publicada en julio en The Lancet recogió que se hicieron pruebas en más de 500 personas como continuación de las primeras pruebas que se publicaron el pasado mayo, también con resultados positivos, pero que se necesitarán más ensayos en humanos en fase III, para confirmar si esta vacuna candidata protege eficazmente contra la infección por el coronavirus SARS-CoV-2.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado