CUERNAVACA, MORELOS.- Las reformas realizadas al Poder Judicial que implica la desaparición del Consejo de la Judicatura traerían complicaciones al Pleno del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), puesto que recaería en los magistrados las responsabilidades y decisiones de este órgano administrativo.
Así lo consideró Nadia Luz Lara Chávez, magistrada de la Tercera Sala del TSJ, quien mencionó que dichas reformas hechas por el Congreso del Estado son para estudiarse e invasivas en la función, al sostener que no es un acierto la aprobación de desaparecer el Consejo de la Judicatura.
“El Consejo de la Judicatura nace en 1994 en Morelos como una réplica a lo que sucedía a nivel nacional, se les retira la parte administrativa de sus funciones, si los magistrados han sido designados para atender la administración de justicia debe estar encausada su función única y exclusivamente a la función jurisdiccional y retirándole lo que tenga que ver con la administración de los recursos, del personal, la vigilancia”, explicó.
Insistió no es una reforma acertada, ni la desaparición del Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA), al sostener que es de los más reconocidos a nivel nacional por el trabajo que se viene realizando con los jóvenes en conflicto con la ley.
“Pensar ahora que va a constituir una sala es un retroceso, de verdad que yo invitaría a quienes no conocen lo que se hace en el Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes conozcan lo que hacen los operadores judiciales, que son gente de alto nivel académico, gente profesional y comprometida”, sostuvo.
El 15 de diciembre el Congreso del Estado aprobó una reforma a la Constitución que extinguió el TUJA y el Consejo de la Judicatura.

"Me parece que traer ese tema al Pleno del Tribunal Superior de Justicia va a generar conflictos mayores.” Nadia Luz Lara, magistrada del TSJ.

Por: Omar Romero
[email protected]