compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Ayer, en sesión de cabildo, se aprobó reformar diversas disposiciones del Reglamento para Regular la Venta, Distribución y Consumo de Alcohol en el municipio de Cuernavaca, con la finalidad de terminar con actos de corrupción, regular los negocios y permitir a los nuevas inversiones asentarse en la ciudad con certeza y legalidad.
Así lo informó el regidor Eduardo Bordonave Zamora, presidente de la comisión Reguladora de Venta de Bebidas Alcohólicas, quien explicó que después de varias mesas de trabajo, los integrantes de este comité acordaron modificar el artículo 12 del reglamento municipal.
Quedó de la siguiente manera: “Los establecimientos con venta de alcohol no podrán ubicarse a menos de 200 metros de instituciones educativas, iglesias, templos, hospitales, clínicas o centros de salud, unidades deportivas, centros de trabajo u oficinas públicas; excepto tiendas de abarrotes, minisúper, tiendas de conveniencia, autoservicios, clubes sociales, hoteles,  plazas, restaurantes y comercios donde la actividad preponderante sea la venta  y consumo de alimentos.
Lo anterior permitirá tener un mejor control del padrón municipal de distribuidores, productores y expendedores de bebidas alcohólicas, dijo el concejal municipal, quien detalló que otra de las modificaciones que se aprobó, el otorgamiento de licencias de funcionamiento divididas en tres opciones, de alto, mediano y bajo impacto.
El regidor reconoció que las modificaciones que fueron aprobadas permitirán terminar con actos de corrupción, vigilar y tener un censo real de los negocios que se dedican a la venta de alcohol en envase cerrado y con alimentos.
“En la ciudad hay muchas plazas comerciales y espacios para negocios de comida, la antigua ley municipal provocaba que los restaurantes, tiendas de conveniencia y otros giros no abrieran al público”, expresó Bordonave Zamora.

 

Por: Carlos Soberanes /  [email protected]