compartir en:

Los plurinominales, que como todos sabemos “nacieron” en la época de López Portillo, cuando don Jesús Reyes Heroles ideó cómo hacer participar a todos los partidos en el Congreso, ya deberían de haber desaparecido porque son diputados que llegan al Congreso sin compromiso con los ciudadanos; pero no se acaban porque es la manera de que los impopulares lleguen, ya que los ciudadanos no están preparados para este tipo de elecciones; la verdad es que se les engaña de manera sutil, ya que éstos no pueden checar quiénes son los candidatos pluris, que llegan por la cantidad de votos de su partido.
¿Por qué no los acaban?, porque en verdad no les conviene, pues así llegan los que se quiere que manden en el Congreso y quienes ya tienen compromiso con el partido. Claro que eso no siempre es de la misma manera, sobre todo cuando son miembros de un partido pero prefieren ver su conveniencia, lo abandonan y se pasan a otra fracción parlamentaria.
Pero estas y otras muchas razones no se va a permitir que desaparezcan los plurinominales, y necesitamos que sean eliminados porque no son electos de manera directa, pero son los que sirven para que lleguen los preferidos de los partidos, no los mejores hombres y mujeres, sino los que no ganarían una elección, ésos que todos ya sabemos que no vale la pena que lleguen.
La mentira con que ahora nos quieren dar atole con el dedo, al decir que van a tratar de reducir a los plurinominales, no es más que una farsa; la verdad es que habría que hacerlos desaparecer, pero eso y la reducción en las prerrogativas de los partidos -que se han vuelto un gran negocio- desde luego que no bajaran, y si lo hacen será otra farsa. Mire usted:
El Partido de la Revolución Democrática dice que impulsará en el Congreso del Estado una iniciativa de reforma para reducir hasta en un 30% las regidurías y en un 50% las diputaciones locales que se asignan de manera proporcional.
Pero, como podremos ver, que los desaparecerán es puro cuento, porque las modificaciones electorales se hacen sin el conocimiento de lo que es una elección; sólo se realizan a conveniencia; en el caso de Morelos, de acuerdo a lo que quiera el “junior”, que es el que paga. Las restricciones de los derechos de los ciudadanos en Morelos son verdaderamente graves, ya que lo que sí hicieron desaparecer fue la Ley de Participación Ciudadana para que los ciudadanos no pudiéramos aplicar la revocación del mandato, lo que es un retroceso increíble en lo que a democracia se refiere en el estado. Les puedo asegurar que somos el único estado de la república que no tiene esta ley, que es fundamental para la libertad de los ciudadanos.
Ahora nos van a enjaretar modificaciones a modo, para ver si así pueden tener una buena representación en el Congreso. La verdad, ya usted lo vera, es que se harán modificaciones ligth y con una línea definida para apoyar a los que ya van de salida, aunque al parecer no se han dado cuenta.
Del  mismo modo, lo de los sueldos de los diputados será una tomada de pelo más; se van a reducir el sueldo nominal, pero no los millones que ellos mismos se aprueban para cosas como obras en sus distritos, para ayudantes, choferes y alguno que otro aviador de todo tipo, ya que -desde luego- el sueldo no es la verdadera ganancia de los diputados, sino las prerrogativas que tienen. Cobran por comisión aunque nunca vayan a cumplir con sus obligaciones y manden a sus achichincles; cobran por partido y cobran por todo. El reducir su sueldo no es más que una manera de volvernos a tomar el pelo; si les dan un “préstamo” de millón y medio a los mediocres y hasta tres a los fuertes, ¿qué les importan los 60 mil pesos de sueldo que cobran mensualmente? Lo peor es que creen que somos tarados y que les vamos a creer que están haciendo un sacrificio.
Todo es tan claro como que dijeron que hacía falta dinero al cambio de presidente, y se pusieron todos como víctimas, pero lo que pasó fue que fingieron demencia porque todos estaban embarrados y por eso no se volvió a hablar de corrupción en el Congreso, porque la verdad es que esta legislatura es la más vendida de la Revolución para acá. ¿No cree usted?

AMIGOS DE LA MÚSICA presenta el sábado 11 de marzo La Traviata,  de Verdi, a las 12:00 a. m. en el auditorio del IMTA: Paseo Cuauhnáhuac 8532, Jiutepec, Morelos, en vivo en pantalla de alta definición desde el MET de Nueva York. No se lo pierda.
El viernes 28 de abril se efectuará el Gran Baile de Los Cuernavacos, en Mañanitas Casa Nueva, ahora en beneficio de las Madres Trinitarias. El precio no ha cambiado y estamos esperando a todos los cuernavacenses; boletos en Comonfort 13 o reservarlos en los teléfonos 314 51 91 y 314  51  87. No se lo pierda, en nuestro baile está nuestra tradición; todos son bienvenidos.

 

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]