compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- A dos años de su reactivación, el Programa Vecino Vigilante, del Consejo Estatal de Seguridad Pública, ha permitido blindar de la delincuencia a diferentes corredores productivos, informó el coordinador, Adrián Inda Valencia.
Al hacer una recapitulación del programa, desde que éste fue reactivado con la intención de que la sociedad participe de su propia seguridad, Inda Valencia consideró que la gente ya sabe que no hay otra opción, más que la de participar y trabajar de forma coordinada con las autoridades.
El resultado inmediato de la organización social es que ésta cuente con  información sobre qué hacer ante una amenaza de delito y que, tanto la organización como la información, sean sus principales herramientas para exigir a la autoridad que cumpla con su trabajo.
Agregó que la movilización de los ciudadanos ha hecho posible que los cuerpos policiacos volteen a colonias y zonas de las que antes no se ocupan.
Dijo que el primer paso del Programa Vecino Vigilante, que consistió en juntar a todos los que tienen qué participar en la cadena de prevención, ya se dio, por lo menos para áreas consideradas de alta incidencia delictiva, lo que sigue es dar seguimiento a la atención que la autoridad da a las denuncias.
Consideró que esta etapa es importante para evaluar y calificar el desempeño que, en este caso, la Fiscalía General del Estado, tiene en el combate a la inseguridad y que los ciudadanos.
“Cada quince días se dará seguimiento a los casos denunciados, para calificar, a través de asociaciones de abogados ligados a trámites de denuncias si éstas tienen buen término, porque es necesario evaluar para que la labor del gobierno sea eficiente”, expresó.
Consideró que esto es algo que la sociedad también está obligada a hacer para tener certeza de lo que la autoridad hace, “no debemos confiarnos en lo que ellos digan e informen”.
Detalló que el blindaje de los corredores productivos se ha logrado al cien por ciento en cuatro lugares específicos de Cuernavaca: San Antón, Lienzo Charro, Acapantzingo y colindancias con Jiutepec; en Temixco, Emiliano Zapata y Jiutepec, y próximamente se arrancará en Cuautla, Atlatlahucan y Yautepec.
Los delitos de extorsión, robo común y amenazas, han disminuido en las zonas mencionadas gracias a la estrategia de organización y comunicación del Programa Vecino Vigilante, concluyó. 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]