Cuernavaca, MORELOS.- Con una misa celebrada por el sacerdote Javier García Degollado, en el  panteón de Ocotepec, en memoria a las pequeñas almas difuntas, es como arrancaron las celebraciones  del Día de Muertos.
Con anterioridad, el 31 de octubre por la noche se puso la ofrenda para los fieles difuntos  niños y ayer los pobladores acudieron al panteón a llevar veladoras y flores a las tumbas de los pequeños; en punto de las 11 de la mañana se ofició una misa ante un centenar de personas, quienes oyeron el mensaje del Padre Javier, quien dijo: “Hoy recordamos a los pequeños difuntos, ellos están limpios de corazón y de ellos son el reino de los cielos”
Finalmente por el cementerio en cuestión, se pudo apreciar a a mucha gente de varias edades, quienes acudieron a las tumbas a limpiar, pintar, arreglar, orar y uno que otro al final comer un refrigerio, como parte de las actividades que continuaron por la noche y también este día.

Por: Luis Flores Escobedo
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...