Cuernavaca.- En niñas, niños y adolescentes se subestima la intensidad de la depresión, por lo que es importante que madres y padres de familia estén atentos a los síntomas para evitar que la enfermedad avance. 

La OMS estableció el 13 de enero el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión con la finalidad de visibilizar un problema que frecuentemente es inadvertido, cuando se trata de menores de edad. 

La depresión es una enfermedad mental que más común de lo que parece en todo el mundo; se estima que afecta a un 3.8% de la población. Es un padecimiento incapacitante que, en el peor de los casos, puede llegar a la muerte a través del suicidio. 

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) a nivel nacional detectó que el 5% de las niñas, niños y adolescentes tendrá un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años.

Por ello, es importante que padres y madres de familia estén atentos a sus estados de ánimo, ya que la depresión está considerada dentro de los llamados trastornos del humor, entre los que destaca la distimia (estado depresivo ligero, pero de larga duración) y la enfermedad maniaco-depresiva. 

Datos del DIF refieren que la frecuencia de la depresión es igual en niños y niñas, pero en la adolescencia las mujeres tienen más riesgo de sufrir depresión. 

Para disminuir la posibilidad de que padezcan la depresión es importante generar condiciones adecuadas para evitar situaciones que ocasiones estrés, temor o angustia a los menores.

Por: Marcela García

marcela.garcia@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado