compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Un asunto que tiene pendiente el alcalde, Cuauhtémoc Blanco Bravo, es la demanda que un grupo de adultos mayores le han solicitado dar marcha atrás al incremento de hasta un 300 por ciento en la tarifa mínima del impuesto predial que empezó a aplicar a raíz de su llegada al cargo.
Su actitud hacia ese grupo vulnerable incluyó un desaire de su parte, luego de que se había comprometido a recibirlos en audiencia para escuchar sus demandas, lo que no cumplió, y que motivó el enojo de ese grupo, que arremetió con hueviza y jitomatiza en contra de la oficina del edil.
Su demanda es específica, el año pasado pagaban 140 pesos de predial, ahora les pretenden cobrar 640 pesos, incluso han cedido en su pretensión y se manifiestan dispuestos a pagar 320, sólo que la postura oficial es que se está aplicando la ley y que el Ayuntamiento necesita dinero; los ciudadanos dicen que Blanco Bravo desconoce que tiene la facultad de otorgar estímulos fiscales y acabar con el conflicto
El 30 de marzo, mientras Cuauhtémoc Blanco presidia una sesión de Cabildo, al grupo de adultos mayores les fue impedido el ingreso al edificio municipal con los elementos del ejército que lo resguardaban, luego huyó por una puerta trasera. 

"No le tengo miedo a las manifestaciones (...) No me iré de la alcaldía y aquí seguiré, los tengo bien puestos.” Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca

 

Por:  Rogelio Ortega  /  [email protected]