París.- Miles de franceses recibieron ayer en París a los seleccionados del equipo galo que la víspera conquistaron la segunda Copa del Mundial para Francia.
Los “bleus” fueron recibidos con honores desde que aterrizaron en París, en donde su avión fue recibido con un arco de agua.
Con una alfombra roja instalada al bajar la escalerilla del avión, los jugadores, encabezados por el capitán, el portero Hugo Lloris, que portaba la Copa del mundo en la mano, fueron recibidos tras bajar de su vuelo por la ministra francesa de Deportes, Laura Flessel.
El recorrido comenzó en el Arco del Triunfo, en lo alto de la avenida, y estuvo vigilado por un fuerte operativo de cuatro mil policías y gendarmes ante el alto nivel de amenaza terrorista existente en Francia. El evento, de alrededor de 15 minutos, estuvo coronado por el vuelo de un cuerpo acrobático de nueve aviones del ejército francés. i
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...