compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La Fiscalía General del Estado revisa actualmente las carpetas de investigación de los 117 cuerpos exhumados del panteón de Tetelcingo, con lo cual se podrán iniciar procesos administrativos y penales en contra de servidores públicos de quienes se presuma una actuación impropia en el manejo de lo relacionado con la inhumación original en ese lugar, así lo informó el fiscal Javier Pérez Durón.
Mencionó que efectivamente algunos de los cuerpos en este asunto están relacionados con muertes violentas, aunque no la mayoría, pues señaló que una gran cantidad murió por accidentes o en hospitales, y nunca fueron reclamados por algún familiar.
Comentó que no existe elemento alguno sobre supuestos casos de tortura que pudieran adjudicarse a la autoridad.
Explicó que actualmente avanza el análisis y labores para obtener el perfil genético de los 117 cadáveres recuperados de Tetelcingo.
“Tenemos que esperar los dictámenes de todas las instituciones para cotejar el ADN y ver si existe alguna coincidencia con algún familiar que se le tomó la muestra o que está en este proceso”, precisó.
Pérez Durón insistió en que no cabe hablar de un manejo clandestino, pues se trata de una fosa común en un panteón que tiene un propietario.

"Ayer tuvimos una reunión -PGR-. Próximamente vamos a entregar en todas las instituciones los resultados de genética y correrlos en el sistema CODIS -base de datos de ADN-, para ver si algún familiar tiene coincidencia.” Javier Pérez Durón, fiscal General.

 

Por: Ddm Staff /  [email protected]