CUERNAVACA, MORELOS.- El magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA), Orlando Aguilar Lozano, descartó que esté incurriendo en algún delito al mantenerse como funcionario de este órgano, al sostener que “en base a la ley vigente, yo permanezco en el cargo; no hemos cometido ningún delito, es muy claro”.
Lo anterior, luego de que Guillermo Arroyo Cruz, quien en el 2015 fue designado magistrado del entonces Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA), señaló que Aguilar Lozano ya no tendría que estar en el cargo desde principios de octubre, ya que el amparo que interpuso para continuar en el puesto había sido desechado por un Tribunal Colegiado.
De esta manera ayer el magistrado reconoció que en 2014 tendría que haber dejado el cargo al cumplir los 65 años, sin embargo, buscaba el haber de retiro que en aquel entonces no estaba regulado, por ello interpuso un amparo otorgándosele la suspensión condicional y apenas se pronunció la justicia federal.
Sin embargo, ello no implica que tiene que dejar el cargo, además el 24 de febrero en el periódico oficial Tierra y Libertad se anunciaron diferentes reformas, entre ellas la que ampliaba de 16 a 20 años la permanencia de los magistrados, y en el caso del retiro forzoso será hasta los 70 años.
“Yo entiendo que el magistrado propietario –Guillermo Arroyo- debió de haber combatido esta reforma en forma oportuna, y digo oportuna porque aquí se trata de una ley auto aplicativa, causan efectos, afectan la esfera jurídica del gobernado en el momento de su publicación”, afirmó.
Incluso abundó que recientemente interpuso un amparo ante la justicia federal, por lo que el Juzgado Séptimo de Distrito le concedió la suspensión provisional para que no sea retirado del cargo antes de los 70 años.

"Me tendría que salir del cargo cuando cumpliera los 65 años y salirme cuando dejara de tener efecto la suspensión –del amparo-, nada más que hay una ley emitida por el Congreso, en base a la ley vigente yo permanezco en el cargo.” Orlando Aguilar Lozano, magistrado del TJA.

Por: Omar Romero /  [email protected]