compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.-  Rechazó Graco Ramírez Garrido, gobernador del estado, que las instituciones y los poderes del estado le hagan bullying político al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo.
El mandatario estuvo ayer en el estudio de Noticieros Televisa, con el comunicador Carlos Loret de Mola, donde habló de lo que ocurrió con el presidente municipal y de forma tajante rechazó que detrás de los procedimientos que el Congreso le inició, revocación de mandato y juicio político, haya un asunto de tipo personal con el ex futbolista, aunque él así lo ha querido hacer ver.
Graco Ramírez subrayó que el Poder Ejecutivo, que él representa, no maneja al Congreso ni a los diputados, de igual manera descartó que el tema sea exclusivo del PRD, al indicar que “es de todos los partidos, no sólo del PRD”, con lo que también deslindó a Rodrigo Gayosso Cepeda, el dirigente estatal del partido, de tener un interés personal en Blanco Bravo.
El mandatario estatal precisó que el tema con el edil de Cuernavaca –que llegó al cargo con la postulación del PSD- no es personal, sino de legalidad, y en ese escenario, de igual forma rechazó que las acciones que los legisladores iniciaron en su contra estén relacionadas con el miedo a que vuelva a postularse para el 2018, ahora a la gubernatura.
El mandatario rechazó de igual manera que sea políticamente incorrecto que su hijo Rodrigo Gayoso, sea el presidente del PRD en Morelos; respondió que los integrantes del Consejo Estatal así lo decidieron, sin que hayan querido quedar bien con el mandatario.
Sobre las amenazas que el dirigente local del PRD habría hecho a un comunicador, Ramírez Abreu las negó y señaló que se trató de la llamada de un amigo de ambos –Jorge Meade-, pero que Rodrigo nunca le ha dicho nada.
Agregó que los señalamientos sobre Gayosso, de ser operador del Ejecutivo, son un mito, e indicó que el gobierno que encabeza ha sido reconocido durante los tres últimos años por su transparencia.
Finalmente, dijo que él no encabeza una monarquía como para dejar en su lugar a su hijo; sin embargo, sí él tiene interés en participar, tendrá que hacerlo con base en sus conocimientos y su derecho a participar políticamente, como cualquier otro ciudadano.
Sobre el tema legal contra el alcalde, Graco Ramírez aseveró que respeta la decisión de los diputados y la que tomen los magistrados; se atendrá a ella de la misma manera que se atendrá a la determinación de los órganos que deciden que se
respete la ley. 

Nacional. En entrevista con el comunicador Carlos Loret, el Gobernador Graco Ramírez descartó interés personal en el caso del alcalde Cuauhtémoc Blanco, afirmó que es cuestión de legalidad, en el que coinciden todos los partidos en Morelos.

"No, no es bullying político. Esos temas son muy peligrosos, ya el cómico en Guatemala hay que ver quién lo maneja, hay que verlo después de este personaje que se presenta muy carismático  (...), pero la pol ítica hay que respetarla como tal.” Graco Ramírez, Gobernador de Morelos

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]