CUERNAVACA, MORELOS.- La diputada del partido Humanista, Cristina Xochiquetzal Sánchez Ayala, insiste en negar que la eventual contratación de su padre, como director de Adquisiciones en el Congreso, sea nepotismo.
Lo anterior, no obstante que fue en la Junta Política y de Gobierno donde las coordinadoras y representantes de los grupos y fracciones parlamentarias votaron el acuerdo de las plazas y las propuestas de quienes las ocuparán.
La representante del Humanista forma parte del órgano político del Congreso y fue ella quien propuso a su progenitor, Gerardo Sánchez Mote, para ocupar uno de los dos espacios en los que le correspondió proponer al titular, de acuerdo con otras diputadas que fueron consultadas sobre el mecanismo que utilizaron para designar a los funcionarios de mayor rango.
Sánchez Ayala declaró ayer que su padre ya laboraba en el Congreso, pero aceptó que lo movieron de cargo a propuesta suya: “mi papá ya está aquí, dentro del Congreso en la legislatura pasada, lo único que se hizo fue moverlo de cargo”.
Agregó que en todo caso, no fue ella la que decidió sí se aceptaba designarlo como director de Adquisiciones; fue un acuerdo de todas las integrantes de la Junta Política.
Sin embargo, y ante la crítica por incurrir en un conflicto de interés, según la Ley General de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, la presidenta de la Junta, Tania Valentina Rodríguez Ruiz y la representante de Morena, Keila Figueroa, indicaron que le pedirían a la legisladora del Humanista que reconsiderara su propuesta.

Define
Conflicto de interés: La posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los Servidores Públicos en razón de intereses personales, familiares o de
negocios.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]


Loading...