EMILIANO ZAPATA, MORELOS.-¿Quién gana con el verdadero tianguis callejero en que están convertidas varias avenidas del municipio de Emiliano Zapata?

Mal si el gobierno de Fernando Aguilar desconoce lo que pasa en sus calles y que atenta contra los ordenamientos municipales; peor si lo sabe, porque hace suponer que es parte del negocio.

Ya sea con la omisión o con la comisión al alcalde Aguilar Palma, el ambulantaje ha proliferado en esta administración por diversas vialidades de la demarcación como el Libramiento Emiliano Zapata y especialmente en la zona del centro.

La invasión de banquetas y parte del arroyo vehicular se acentúa los fines de semana, sin que haya autoridad alguna que cumpla la obligación de ordenar el tránsito y el comercio, aunque también se presume que hay colusión de la autoridad.

Hasta hace algunas semanas, algunos comerciantes ambulantes de alimentos, ropa y otros objetos comentaban que personal del gobierno de Fernando Aguilar pasaba semanalmente por una cuota monetaria sin entregar comprobante alguno.

Para conocer por qué se da este fenómeno y, más aún, por qué no lo resuelve el ayuntamiento, el ciudadano Juan Manuel “N” recurrió a la página web del Ayuntamiento de Emiliano Zapata, misma que buena parte está inactiva.

Ejemplos de lo anterior son las búsquedas de información de la armonización contable, cuya última actualización fue en mayo de 2018, o en busca del Plan Municipal de Desarrollo no se despliegan las leyes gubernamentales ni los reglamentos del municipio.

Ante la falta de transparencia del manejo del ambulantaje en el municipio de Zapata, el ciudadano Juan Manuel “N” recurrió a la Plataforma Nacional de Transparencia, con resultados similares de opacidad respecto del comercio informal.

Realizó, además, una solicitud de información pública a través de la misma plataforma el 7 de julio, con fecha límite de recibir respuesta el 25 del mismo mes.

Tal requerimiento fue: “Cuántos permisos o licencias para la actividad de comercio no fijo, semifijo y/o ambulante se tuvieron registrados para el año 2018 y con qué vigencia se expidieron.

“Cuántos permisos o licencias se han expedido en el año 2019, así como por cuánto tiempo de vigencia. Cuál es el monto económico de ingreso para el Ayuntamiento por cada permiso o licencia y cuánto se ha recaudado en el año 2019 por ese concepto.”

Sin embargo, a casi cinco meses el Ayuntamiento de Zapata no da respuesta; es decir, además del oscuro manejo del comercio ambulante en el municipio, el gobierno de Fernando Aguilar Palma suma el incumplimiento a la Ley de Transparencia. 

 

STAFF DDM
local@diariodemorelos.com