Con motivo del cumpleaños 40 de Carlos Hernández, su esposa Liz, lo festejó organizando una divertida fiesta sorpresa con la asistencia de sus mejores amigos y con la temática de dominó. 
Los invitados compartieron con Charly, como todos lo conocen, su cumpleaños número 40 y disfrutaron una rica cena que constó de arroz blanco, nopales asados, rajas con crema, alambre, queso en salsa verde y cochinita pibil, así como diversas bebidas. 
La fiesta se realizó en un lindo jardín de Cuernavaca, el cual estaba decorado con una manta, pastel y gelatina de fichas de dominó, ya que es el juego de mesa preferido del festejado.

Por: Mariana García
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...