Un gol de tiro libre del portugués Cristiano Ronaldo catapultó al Real Madrid como bicampeón del mundo a nivel de clubes, luego de superar en la gran final 1-0 al Gremio de Porto Alegre.

 

El cuadro español se adjudicó el título del Mundial de Clubes 2017, gracias al disparo de CR7 a los 53 minutos de juego celebrado en la cancha del Sheikh Zayed Sports City.

De esta manera, Real Madrid se convirtió en el primer equipo bicampeón de manera consecutiva desde que se instauró el Mundial de Clubes y sumó su tercer trofeo de esta índole en su historia.

Los “merengues” sufrieron contra Al Jazira para avanzar a esta gran final, síntoma de que su funcionamiento de juego todavía no carbura del todo, aunque generaron llegadas de gol. A pesar de este inconveniente, este sábado contra los brasileños saltaron como favoritos.

Pero el técnico Zinedine Zidane y compañía sabían que no era nada sencillo y por eso apostó por su once de gala, ese que inició en la pasada final de la Champions League que le permitió estar en este Mundial de Clubes.

El Madrid se hizo del dominio del juego desde los primeros minutos y prácticamente en todo el compromiso, pero le costaba encontrar claridad en el último cuarto de cancha para hacer daño al portero Marcelo Grohe.

El Gremio, por su lado, fue un equipo para nada brasileño de intentar tocar el balón, decidió apretar y cometer faltas para evitar daños, inclusive al ataque pasó desapercibido sin disparar a la puerta defendida por el costarricense Keylor Navas.

Tal fue el encierro de los sudamericanos que el Madrid trató de inquietar con disparos de larga distancia que se fueron cerca, Luka Modric y Cristiano los protagonistas. También comenzaron a aparecer Marcelo por su banda izquierda e Isco como generador de juego en los espacios reducidos.

Todo fue del Real Madrid, pero la falta de gol siempre mantuvo con vida al Gremio de Porto Alegre, que para nada intentó atacar, como si el deseo fuera esperar a los penales para lograr el milagro.

En la jugada menos esperada, los “merengues” evitaron los tiempos extras y que el desgaste fuera mayor gracias al reciente Balón de Oro, CR7, quien ejecutó un tiro libre y la barrera se abrió para que el esférico acabara en el fondo de las redes. Un 1-0 que ya daba a notar la superioridad de los blancos.