compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Apenas el 2 de marzo vecinos de la colonia Chipitlán bloquearon la avenida Morelos en protesta por la construcción de la gasolinera, y ayer cerraron nuevamente la vialidad, luego de que supuestamente han recibido llamadas telefónicas para que cesen la lucha  contra la estación.
Los manifestantes insisten en que la obra no cuenta con los permisos legales y su ubicación es una bomba de tiempo para los habitantes de la zona, donde se encuentra un jardín de niños y una secundaria; en aquella ocasión las autoridades municipales y los vecinos acordaron mesas de trabajo para encontrar solución al problema.
Ayer, minutos después de las 9:00 horas, los vecinos cerraron ambos carriles de la avenida Morelos Sur, y con pancartas y consignas, advertían con no abrir la circulación si la autoridad no suspende los trabajos y coloca los sellos respectivos.

Operativo
Ante el bloqueo vial, elementos de la Policía de Tránsito de Cuernavaca colocaron un dispositivo para desahogar la circulación de norte a sur y viceversa, los conductores se tenían que desviar por la calle Amador Salazar y entroncar hacia el Paso Express que se convirtió en la vía alterna para ambos sentidos.
Los manifestantes, de manera anónima, denunciaron que luego de expresar su preocupación por la construcción de la gasolinera y de su apertura, han recibido llamadas para amenazarlos si continúan con su lucha.
Por lo anterior, decidieron manifestarse ante las represalias; sin embargo, advirtieron: “No vamos a permitir que se violen nuestros derechos con esta obra que pone en riesgo los estudiantes y vecinos”, dijo una de las madres de familia del Jardín de Niños General Lázaro Cárdenas del  Río.

Por: Carlos Soberanes /  [email protected]