compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- A pesar de que el Congreso ratificó ayer a Ángel Garduño González en el cargo de magistrado numerario por un periodo de ocho años, en dos más tendrá que enfrentar el procedimiento que establece el artículo 89 de la Constitución Política sobre la separación forzosa, cuando haya cumplido la edad máxima para desempeñar el cargo, 65 años.
La presidenta de la Junta Política y de Gobierno, Hortencia Figueroa Peralta, informó que el dictamen que el órgano elaboró y presentó a votación del Pleno fue muy claro en que el periodo es de ocho años, como lo ordenó la autoridad judicial.
Pero, dijo que también se señaló que “no debe pasarse por alto lo que establece el artículo 89 constitucional respecto a la separación forzosa de los magistrados a los 65 años de edad”.
Agregó que “cuando se actualice la hipótesis y el magistrado se encuentre en este escenario tendrá que aplicarse el procedimiento que establece la Constitución”.
La legisladora por el PRD añadió que “la resolución (del juzgado) observó que no era correcto hacer una valoración de la edad de manera anticipada, y usarla como un impedimento para ratificarlo, en virtud de que ahora está por abajo del límite, y habremos de esperar a que se materialice la hipótesis para revisarlo”.
El magistrado obtuvo la ratificación con 25 votos a favor un voto nulo; la semana pasada fue ratificado Carlos Iván Arenas, quienes en julio de 2015, cuando concluyeron el periodo de seis años en el cargo, la LII Legislatura no los ratifico y ellos promovieron un amparo, cuya última resolución los favoreció.

Por:  Antonieta Sánchez  /  [email protected]