compartir en:

Las altas temperaturas que se registran en la capital son  motivo para que los vendedores de raspados lleguen muy temprano y amplíen sabores de su producto.        

Foto: Valeria Ortega / DDM