compartir en:

México.- Raúl Flores Hernández, de 65 años, fue identificado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como uno de los principales lavadores de dinero para el Cártel de Sinaloa. Sin embargo, el empresario tenía más de ocho años siendo reconocido por autoridades mexicanas como operador del hampa organizada en Jalisco y más de dos décadas presuntamente dedicado a actividades ilícitas.

Entre sus socios había empresarios del ramo turístico y de la construcción, promotores de espectáculos, artistas y cantantes, así como jugadores de futbol.

Según reportes de inteligencia de Estados Unidos se menciona que migró a Sudamérica después que recrudeció la violencia entre cárteles tras la captura de Óscar Nava Valencia “El Lobo” en octubre de 2009 y posteriormente de su hermano Juan Carlos Nava Valencia “El Tigre”. Otra razón de la salida de Flores Hernández del país habría sido la aprehensión y homicidios de algunos de sus colaboradores.

Fuentes de gobierno señalan que entre 2008 y 2009 los ajustes de cuentas entre cárteles alcanzaron a varias personas con vinculaciones con Flores Hernández. Desde 2010, se desconoce su paradero.

El 2 de noviembre de 2008, el ex jugador de Atlas y Chivas, David “El Magic” Mendoza fue asesinado cuando salía del estadio Tres de Marzo después de presenciar el partido Tecos – América. Al momento del ataque se encontraba acompañado del ex futbolista Miguel Zepeda y de otra persona que posteriormente fue identificada como Omar Caro Uríasquien es colaborador de Flores Hernández y de su hijo Raúl Flores Castro. Originalmente se mencionó que el ataque era dirigido contra Caro Urías (su nombre incluso aparece en la lista recién revelada por el Departamento del Tesoro).

Posteriormente, el 7 de diciembre de 2008, el promotor musical, José Álvarez Corza “El Pepe”, fue asesinado cuando viajaba en el camión de una banda musical.

Álvarez Corza fue identificado como colaborador cercano de Flores Hernández y la banda que representaba acababa de tocar en el Bar La Camelia, propiedad de Flores Hernández, cuando fue victimado. En ese entonces La Camelia se ubicaba a un costado de Expo Guadalajara.

El 2 de agosto de 2009, personal de la Policía Federal Preventiva efectuó cateos en las colonias Arcos de Guadalupe y Chapalita en Zapopan y lograron la detención de Antonio Mendoza Cruz, alias “El Primo Tony” y nueve colaboradores.

El “Primo Tony” era, junto con el fallecido Ignacio “Nacho” Coronel Villarreal, uno de los principales mandos del Cártel de Sinaloa en Jalisco. Era tal su cercanía con el líder el cártel, Joaquín “El Chapo” Guzmán que cuando fue detenido por primera vez en 1995 en Guatemala, “El Primo Tony” viajaba con él.

Tras la aprehensión de este mando se destapó la red operada por Flores Hernández, sus hijos de apellidos Flores Castro y otros socios, quienes presuntamente lavaban dinero para el cártel a través de centros de espectáculos, inmobiliarias y otras empresas.

A Flores Hernández se le confiscaron tres propiedades: la casa marcada con el 474 de la calle Piotr Tchaikosvky en Arcos de Guadalupe (donde se capturó al “Primo Tony”); el 5115 de la avenida Sebastian Bach en La Estancia y el número 50 de avenida Chapalita en la colonia homónima, donde Flores Castro tenía su antro conocido como La Camelia.

El 29 de agosto de 2009, Juan Carlos Casillas, “El Skandalo”, locutor de radio y promotor de espectáculos, fue asesinado en Puerto Vallarta cuando arribaba a una boda en Marina Vallarta. Era investigado por la entonces Suprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) por lavado de dinero.

El 5 de septiembre de 2009, fue asesinado Juan Luis Noriega en la colonia Providencia de Guadalajara, quien era promotor de espectáculos de peleas y operador de taxis. Investigaciones posteriores revelaron que ambos habían tenido vinculaciones con Flores Hernández.

Según los reportes del Departamento del Tesoro, a través de las promotorías de espectáculos y eventos, Flores Hernández habría desarrollado una red de empresas para las operaciones de lavado de dinero.

Entre las empresas que se le vinculan a Flores Hernández se encuentra el Bar Lola Lolita en Avenida Vallarta; El Círculo, ahora Gran Casino en López Mateos Sur; La Camelia en Avenida Chapalita y el Club Deportivo Morumbi.