Después de haber recibido numerosas denunciar por abusos contra mujeres, Robert Sylvester Kelly, conocido como R.Kelly fue declarado culpable este lunes.

Por el delito de constituir una organización criminal el cante con ayuda de sus managers y asistentes conocía a mujeres, incluso con la minoría de edad, y las obligaba a realizar actividades sexuales ilícitas.

Durante un periodo de dos décadas, R. Kelly cometería explotación de mujeres, once testigos, nueve mujeres y dos hombres, declararon en el juicio que se llevó a cabo durante seis semanas, en donde describieron todas las humillaciones sexuales y violencia que sufrieron a manos de este.

A través de ilusiones falsas, el cantante junto a sus ayudantes, engañaba a las niñas prometiéndoles una carrera exitosa como cantantes, en donde él las entrenaría personalmente, sin embargo  aprovecharía para abusar de ellas, e incluso llegaría a dejar sin comer durante días, golpear, abofetear y patear a sus víctimas de no seguir sus órdenes.

A pesar de que no es la primera vez que se le acusaba de relaciones inapropiadas con menores, y las mujeres han levantado la voz en su contra, no se le había tomado importancia, fue sino hasta el movimiento “me too” cuando el caso comenzó a tomar fuerza en los medios.

Comenzando con que el cantante presuntamente sobornó a un funcionario estatal para falsificar una identificación para que pudiera casarse con una niña de 15 años, Aaliyah,  cuando el tenía 27.

Incluso fue arrestado en 2002 y acusado de grabarse a sí mismo en video abusando sexualmente y orinando sobre una chica de 14 años.

Otros videos caseros grabados por él mismo, fueron presentados a los miembros del jurado, en donde Kelly participaría en actos sexuales que no fueron consensuados, señalaron los fiscales.

Así mismo los fiscales declararon culpable al cantante por violar la Ley Mann, la cual señala que es ilegal llevar a una persona a través de las fronteras estatales “para cualquier propósito inmoral”.

Varias son las declaraciones hechas, sin embargo las más preocupantes se concentraron en Kelly manteniendo una pistola a lado de la acusadora para obligarla a darle sexo oral en un estudio de música de Los Ángeles; Kelly le transmitió herpes a varios acusadores; obligó a un adolescente a unirse a él para tener sexo con una chica desnuda que tenía el cantante escondida; y la filmación de un video en donde Kelly untaría heces en la cara de la víctima como castigo por romper sus reglas.

El intérprete de I believe I can fly podría pasar el resto de su vida tras las rejas.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado