compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) retiró la custodia que le brindaba al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, con dos camionetas del Ejército y al menos nueve elementos de tropa y oficiales, que desde el día 7 de enero del presente año estaban protegiéndolo.
Cabe recordar que la presencia del ejército como resguardo del ex futbolista género severas críticas ciudadanas, luego de que el pasado miércoles 30 de marzo, la milicia fue utilizada por el edil y sus principales colaboradores, para evitar que se le acercaran. 
Incluso, ese día se llegaron a dar algunos empujones de los soldados hacia algunos manifestantes para impedirles la entrada al edificio municipal y después tratando de que la camioneta del alcalde pudiera salir del lugar, aunque Blanco Bravo no iba en su interior, pero se aprovechó de esa situación para salir del edificio municipal por otra puerta.
Se desconoce si la medida fue a petición del alcalde, o porque los mandos militares consideraron prudente retirar a sus elementos, después de que fueron los últimos en ser informados de que, ese día Cuauhtémoc Blanco no iba en la camioneta que siempre utiliza para sus traslados, o de que este ya no se encontraba en el edificio municipal, propiciando el desencuentro del Ejército con un grupo ciudadano, en su mayoría adultos mayores.
Además, se cuestionó la utilización de vehículos, armamento y elementos para el resguardo del alcalde, quien desde ahora sólo goza de su escolta personal integrada por al menos tres personas, que se desconoce si cobran en la nómina del Ayuntamiento.
Se recuerda que de los últimos tres alcaldes que antecedieron a Blanco Bravo, sólo Manuel Martínez Garrigós mantenía un equipo de escoltas de al menos 7 elementos por turno, mientras que Jesús Giles Sánchez y Jorge Morales Barud, sólo eran acompañados por un chofer escolta.

 

 

Ordenó protección Peña Nieto
Como se recordará, en enero pasado, el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ordenaron a elementos del Ejército brindar protección al alcalde Cuauhtémoc Blanco.
Las medidas se tomaron luego del asesinato de la alcaldesa de Temixco, la perredista Gisela Mota, ocurrido el 2 de enero de este año.
Extraoficialmente, se conoció que luego del asesinato de la alcaldesa, el ex futbolista recibió amenazas de muerte de grupos de la delincuencia organizada que fueron consideradas reales e inminentes por parte de la Secretaría de Gobernación (Segob).
Los soldados incluso escoltaron al alcalde a un partido que sostuvo con su anterior equipo, el América, en la ciudad de Morelia, lo que causó asombro a los fanáticos ante el despliegue de seguridad implementado. 

Sin pena ni gloria
Legisladores consideraron que a pesar de que el alcalde ha realizado pavimentaciones en calles y avenidas, el hecho se puede revertir porque no ha podido demostrar el origen de los recursos aplicados.

30 días después de realizar el contrato debió haber reportado a Hacienda.

20 mdp se han utilizado en las donaciones para las repavimentaciones

"Siguen siendo mucho más los contras en estos primeros 100 días que se resumen en la ausencia, indiferencia y falta de interés del alcalde hacia la ciudad.”  Francisco Santillán Arredondo, legislador de Nueva Alianza

"A pesar de la alta expectativa que se tuvo en la nueva administración, lo que se tiene es un vacío, con un edil que no es cercano, y con gente que usurpa sus funciones.” Alberto Mojica Linares, legislador del PAN

"Lo calificaría con seis y eso sólo por las pavimentaciones, pero no hay transparencia, y porque los mercados están abandonados, el rastro, las delegaciones.” Carlos Alaniz Romero, legislador del PAN

Por Rogelio Ortega / DDM   [email protected]