CUERNAVACA, MORELOS.- Ayer, comerciantes ambulantes que se instalaban frente a Palacio de Cortés fueron desalojados debido a la remodelación, a cargo del Instituto de Antropología e Historia (INAH), luego de que el inmueble sufriera daño durante el terremoto de 2017.
Los vendedores de artesanías tuvieron que retirarse de la zona comercial frente al monumento al General Carlos Pacheco Villalobos porque la obra fue extendida y colocada una barrera alrededor del frente del palacio.
La zona fue resguardada por elementos de la Policía estatal para evitar que los ambulantes invadieran otros puntos del Centro Histórico de Cuernavaca.
El director de Gobernación, Miguel Medina Nava, informó que, luego del cierre por parte del INAH, se reunieron con los ambulantes y líderes para analizar el espacio donde serán reubicados.
Mencionó que los comerciantes retirados son aproximadamente 54, de los cuales hay tolerados, con permiso y amparados.
“Vamos a analizar los documentos, no permitiremos que se instalen en una nueva sede si no tienen permiso”, advirtió.
Por su parte, Julio Mena, secretario de Asuntos Jurídicos del municipio, informó que, luego de que fueran retirados los ambulantes de la zona por la obra, amagaron con instalarse en otros puntos del Centro Histórico de Cuernavaca.

Invasión. Así lucía el frente del Palacio de Cortés debido a tanto puesto de vendedor ambulante, que bloqueaba la imagen del área.

Sin nada. Autoridades del INAH cerraron el paso por ampliación de la obra de remodelación en el lugar, apoyados por policías estatales.

Por: CARLOS SOBERANES
carlos.soberanes@diariodemorelos.com