compartir en:

El recorrido en Pamplona por los toros de Jandilla fue limpio.

Pamplona.- Los toros de la ganadería de Jandilla protagonizaron el encierro más rápido de la Fiesta de San Fermín, con una duración de 2 minutos y 12 segundos y sin heridos por asta de toro.
Fue un encierro ágil y pudo haber sido el más rápido de la historia, si no se hubiesen dado algunos resbalones en el tramo de Mercaderes.
Haciendo honor a su fama, los de Jandilla cumplieron en velocidad, pero al contrario que el resto de los años, dejaron un balance limpio.
Las primeras previsiones del Complejo Hospitalario de Navarra no reportan herida por asta de toro, aunque dos mozos si resultaron con contusiones leves.
A su salida del corral de Santo Domingo y ya en la cuesta los toros comenzaron un encierro muy homogéneo y vistoso a velocidad.
La velocidad se mantuvo, aunque los toros no tardaron en dispersarse, con los toros negros en cabeza, el jabonero por detrás y los castaños cerrando.
En Mercaderes se dio uno de los pocos sustos cuando un mozo parado fue golpeado por un toro y posteriormente levantado por un toro jabonero sobre el que cayó, aunque no se vio ni cornada ni embestidas. 

NTX