compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El fantasma de las jubilaciones “doradas” y anheladas por los magistrados volvió a rondar ayer en el Congreso, tras difundirse la versión de que el presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, Francisco Santillán Arredondo, busca abrirles la puerta.

El coordinador del grupo parlamentario de Nueva Alianza cabildea entre diputados de diferentes fuerzas políticas, la aprobación del dictamen de la reforma integral del Poder Judicial que contemplaría la eliminación del candado que impide a los juzgadores de Morelos obtener cantidades millonarias para su retiro.

El coordinador del grupo parlamentario del PRI, Alberto Martínez González, confirmó que el diputado aliancista está buscando una reunión con los legisladores del PRI para exponer el contenido del dictamen de la reforma a diversos artículos de la Constitución, relacionados con el Poder Judicial.

Pero, dijo desconocer sí, en efecto, dichos cambios abrirían “la llave” para que los magistrados determinen el monto del haber por retiro; en todo caso, señaló que el PRI votará en contra de cualquier exceso sobre el presupuesto del Poder Judicial al señalar que la tendencia es combatir las pensiones “doradas” y los abusos económicos.

Entre las modificaciones planteadas por Francisco Santillán está la del artículo 89 de la Constitución, relativo a los magistrados. Puntualiza que tendrán derecho a un haber por retiro de acuerdo a “los ordenamientos respectivos reglamentarios”.

Francisco Santillán negó que pretenda dejar al libre albedrío de los magistrados la cantidad que constituirá el haber por retiro; actualmente establecido en un millón de pesos aproximadamente.

Dijo que sólo busca brindarles “ciertas garantías para que el haber por retiro no sólo esté planteado en la Ley Orgánica del Poder Judicial, sino también en la Constitución”, aunque en la modificación que propone omitió referirse a la Ley Orgánica y abrió la posibilidad a “los ordenamientos respectivos reglamentarios”.

De cualquier forma, en el análisis de la iniciativa, la Comisión de Puntos Constitucionales descartó hacer tal modificación y también descartó abrir una plaza más de magistrado en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).