compartir en:

La Convención Estatal del Partido Republicano de Texas, que se realizará en mayo próximo, podría debatir una resolución que promueve un plebiscito sobre la separación de esta entidad de Estados Unidos y la creación de una nueva república.

Unas 20 convenciones municipales aprobaron llevar la resolución de la secesión para que sea votada durante los trabajos de la Convención Estatal que se realizará en Dallas del 12 al 14 de mayo próximo, reveló el grupo denominado “Texas Nationalist Movement”, (Movimiento Nacionalista de Texas).

La agrupación promueve desde hace seis años la separación de Texas de Estados Unidos con el objetivo de convertirla en una nación soberana.

Un comité del Partido Republicano de Texas deberá ahora considerar las resoluciones y determinar si son propuestas para su debate por el pleno de la Convención Estatal.

El número de resoluciones aprobadas en las convenciones municipales aumenta la posibilidad de que podría ser considerada para debatirse por el pleno de la convención estatal.

Texas es el único estado estadounidense que tiene historia de haber sido una nación independiente y la propuesta de la secesión ha estado siempre presente.

Analistas políticos consideraron que son casi nulas las posibilidades de que los republicanos de Texas llegaran a votar a favor de la secesión.

Sin embargo, el hecho de que este tema llegue a plantearse, incluso en la Convención Estatal, sugiere que el movimiento separatista se ha convertido en una prioridad para al menos algunas de las bases conservadoras del partido, indicaron.

Según “Texas Nationalist Movement”, el interés a favor de la secesión está creciendo y aseguró que tiene más de 300 mil seguidores a lo largo de la entidad.

En 2013, más de 125 mil personas firmaron una petición interpuesta ante la Casa Blanca a favor de que Texas se separe del resto de Estados Unidos.

La petición forzó a la administración del presidente Barack Obama a responder a dicha solicitud al rebasar el mínimo de 70 mil firmas requeridas para ello.

En la oportunidad la Casa Blanca respondió haciendo un llamado a “impedir que el debate nos separe”.

La propuesta de la secesión en Texas y otras entidades estadunidenses ha sido manejada desde décadas atrás por grupos conservadores.

En 2009, el entonces gobernador de Texas, Rick Perry, hizo alusión a la secesión al exhortar a luchar por los “derechos de los estados” y llegó a sugerir que esta entidad puede separarse del resto de la nación si así lo desea.

“Cuando nos sumamos a la Unión (Americana) en 1845, uno de los asuntos fue que podíamos dejarla si decidíamos hacerlo”, aseveró el gobernador en un mitin en 2009 ante miembros del movimiento conservador antiimpuestos “Tea Party”.

Texas es la única entidad del país que ha sido una nación independiente. El 2 de marzo de 1836 emitió su declaración de independencia de México para dar vida a la República de Texas, que nueve años después, en 1845, decidió sumarse a la Unión Americana