Cuernavaca.- Darle batalla por algunos lapsos a las campeonas de la Copa Morelos Femenil no fue suficiente para la jugadora de Santa María, Luz Atexcatenco.

“Nos hace falta entrenar porque no lo hacemos y no somos un equipo formal, nos juntamos de las colonias; nos falta unirnos más, jalar a más chavitas para que les demos la oportunidad”, declaró tras el juego de vuelta.

Sobre su participación en esta segunda edición del torneo, la futbolista comentó que ya piensa en la revancha para el 2018.

“Me siento muy orgullosa, feliz y contenta porque todas nos partimos hasta el último momento y tenemos un gran equipo para haber llegado a la final.

“Ahora pues quiero seguir para que el otro año pueda ser campeona, aunque ya piense en el retiro, pero no pienso dejar de apoyar a las chicas”, manifestó. 

Por último aprovechó para  mandar saludos “a mi familia, en especial a mi mamá y mi esposo que me apoya en mucho y a mis compañeras de Santa María”. 

Por Diego García Cruz.