compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Miles de litros de refresco estuvieron a punto de quedar derramados sobre la obra del Paso Express, a la altura de las instalaciones de la Policía Federal, luego de que el tráiler en el que eran transportados estuviera a punto de volcar en la autopista México-Acapulco.
Los hechos ocurrieron a las 22:30 horas del viernes, cuando el tractocamión blanco, con placas 345-DC6, propiedad de la empresa “Pego Trans”, salió de una bodega de refrescos ubicada en paseo Cuauhnáhuac del poblado de Tejalpa, en Jiutepec.
La unidad era conducida hacia Acapulco por un hombre que iba acompañado por su esposa y de su hijo, pero dar vuelta en el entronque hacia la autopista las llantas traseras derechas del remolque cayeron a una excavación de la obra del Paso Express.
El trailero comentó que el camino estaba oscuro y que por la falta de señalamientos para abanderar el lugar, las llantas cayeron a la zanja quedando atorado por más de dos horas.
Ante el riesgo de que el remolque se volteara, policías federales, apoyados por tres grúas, lograron colocar los neumáticos sobre el pavimento evitando que la carga se dañara; afortunadamente no se registraron lesionados ni pérdida de vidas qué lamentar.

Por: Ddm Redacción
[email protected]