compartir en:

Cuautla, Moreos.- Tremendo susto se llevaron varios hijos al ver cómo su madre casi perdía la vida al atragantarse cuando comía pozole dentro de su domicilio, en la colonia Gabriel Tepepa.

Se trata de Juana Méndez, de 61 años, con domicilio en la calle Tulipanes de la colonia Ampliación Campo Nuevo de la Gabriel Tepepa, quien la noche del sábado estaba cenando pozole en compañía de sus familiares.

Pero cuando casi a la mitad sintió cómo se le empezó a subir el picante hasta la garganta, lo que le imposibilitó respirar y a empezar a ponerse morada, de inmediato familiares la ayudaron mientras otros pedían vía telefónica un ambulancia.

Al lugar se trasladaron elementos del Mando Único, grupo de voluntarios Cobras de Morelos y Paramédicos y médicos de Comisión Nacional de Emergencias, quienes de inmediato auxiliaron a doña Juana, quien después de ser apoyada sólo quedó con ardor de garganta, además del susto por estar a punto de ahogarse.

Por: Ddm staff
[email protected]