Pumas no pudo con el Necaxa en la Copa y tampoco en Liga. El equipo de Aguascalientes salió invicto de sus dos visitas consecutivas al estadio Olímpico de CU, ahora con un empate a uno.

Las cuentas que tenían presupuestadas el equipo de Patiño no le salen, prometieron que iban a ganar los últimos tres partidos en casa y en la primera oportunidad perdieron dos puntos. El juego inició con lo esperado, un gol de Jesús Gallardo al minuto seis y los Rayos rearmando sus líneas para evitar la derrota.

El equipo de David Patiño se adueñó del primer tiempo, provocó las estiradas de Marcelo Barovero y funcionó la idea de abrir el balón por las bandas para que Castillo o Erick el Cubo Torres, que no era titular en la Liga MX desde hace cinco años, remataran en el área.

El problema estuvo que Nicolás Castillo no estaba en su día, lució cansado y le costó generar peligro en el arco del Necaxa. En el complemento, todo se descompuso.

Minuto 47 y Luis Fernando Quintana ya caminaba a los vestidores, tras recibir la roja. El defensa de Pumas se fue expulsado y el Necaxa recuperó el valor. El equipo de Ambríz golpeó de inmediato, y a la hora de partido ya tenía el empate en la bolsa.

Martín Barragán remató sólo en el área y venció a Alfredo Saldívar, para anotar el 1-1. Después, se salvó Pumas porque Saldívar se lanzó para evitar que un remate de cabeza se convirtiera en el 2-1.

La respuesta de Patiño fue Abraham González, Matías Alustiza y Yuber Asprilla, ninguno con la capacidad de hacer comparsa con Nicolás Castillo.

Pumas se conforma con un empate a uno, que lo mantiene fuera de las posiciones de liguilla.

TAGS EN ESTA NOTA: