compartir en:

Chiapas.- Con doblete de Eduardo Herrera, uno de ellos un penalti polémico, Pumas de la venció 2-1 a Jaguares de Chiapas y está cerca de zona de liguilla.
Pumas supo sacar provecho de la desesperación del rival, que llegó con cinco partidos sin ganar, lo que le obligó ir al frente por el resultado y descuidó su reducto defensivo, para darle toda la oportunidad al visitante.
Éste supo sacar ventaja de esos espacios, sobre todo en el 1-0 y primer gol de la noche para Herrera, pero en el 2-0 se vio beneficiado por el cruce que hizo el auxiliar número dos Jorge Dávila al árbitro central Adonaí Escobedo.
El silbante se guió por lo que le dijo el abanderado cuando Javier Muñoz se barrió dentro del área, pero dejó la mano derecha recargada en el césped en un movimiento natural de la jugada, el balón se detuvo ahí y se decretó el polémico penalti.