compartir en:

México.- Una vez más el goleador chileno Nicolás Castillo le dio el triunfo a Pumas, por 2-0 sobre Lobos BUAP, quien sufrió su primer descalabro en el certamen, resultado que le da aire al técnico Juan Francisco Palencia, al llegar a seis unidades, tras la cuarta Jornada del Apertura 2017.

Lobos se estancó con 7 puntos, y acabó con 10 elementos por la expulsión del peruano Pedro Aquino.

El mejor hombre auriazul en el primer lapso fue el juvenil Brian Figueroa, quien mandó disparo apenas desviado y luego envió centro para el remate peligroso del español Abraham González.

Lobos extrañó a su goleador colombiano Julián Quiñones, su tocayo de apellido y compatriota Luis Quiñones no encontraba a ese socio que le diera la oportunidad de preocupar la meta de Alfredo Saldívar.

En el complemento, Universidad Nacional salió más revolucionado y Figueroa rozó el gol con disparo potente al poste y en la jugada siguiente Castillo impactó de volea para vencer al Paco Canales y colocar el 1-0, al 48’.

La BUAP cerró con jugadas claras de gol. En una jugada Alfonso Tamay no llegó con su barrida para empujar la bola al arco, y apenas se quedó a centímetros, mientras Quiñones perdonó con disparo directo al cuerpo de Saldívar.

Pumas respiró cuando en una descolgada Alan Acosta provocó la segunda amarilla del peruano Pedro Aquino, quien se fue expulsado al 89’. 

Y un contragolpe sentenció todo a favor de Pumas con el tanto de penal de Castillo, tras una falta de Morales sobre Escamilla.