compartir en:

Las barrancas que cruzan Cuernavaca, son las que proveen del agradable clima del que disfrutamos, son los pulmones de la ‘Eterna Primavera’ y se tiene registro de al radedor de 72; en las gráficas la de ‘Chalchihuapan’, que inicia en Santa María Ahuacatitlán, al norte de la capital.

Fotos: Luis Flores / DDM