Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo, y se calcula que afecta a unos 350 millones de pesonas.
La depresión es distinta de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana.  
Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración. En el peor de los casos puede llevar al suicidio. “Cada año se suicidan más de 800 mil personas, y el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años” (1).
Las personas con depresión pueden llegar inclusive al suicidio por falta de atención médica y psicológica, debido a que existe información errónea o no confiable.
En ocasiones, todos nos sentimos melancólicos o tristes, pero este tipo de sentimientos, por lo general, son pasajeros y de poca duración (unos días). Pero cuando una persona tiene un trastorno depresivo, este interfiere con su vida diaria y el desempeño normal y causa dolor tanto para quien lo padece como para quienes están a su alrededor (familia, amigos, etc.).
Sin embargo, es común que una persona con una enfermedad depresiva nunca busque tratamiento. Pero si logran buscar la ayuda y entrar en tratamiento, pueden mejorar, porque la gran mayoría, incluso aquellas con casos más graves de depresión, presentan mejoría.

Los tipos y síntomas
Existe el trastorno depresivo recurrente, el cual se caracteriza por repetidos episodios de depresión, durante estos periodos hay estado de ánimo deprimido, perdida de interés y de la capacidad de disfrutar. También encontramos el trastorno afectivo bipolar que, consiste en episodios maniacos y depresivos separados por intervalos con un estado de ánimo normal. Aquí el estado de ánimo es elevado o irritable, hiperactividad y disminución de la necesidad de dormir.
Se puede decir que la depresión es una enfermedad común pero que puede llegar a resultar grave sobre todo si no se le da la atención médica y psicológica adecuada.

Dra. Diana Carillo Godínez
[email protected]

 

¿Sabías que…?

80
por ciento de los accidentes con quemaduras suceden en el hogar. Los elementos que producen quemaduras son: Líquidos, objetos calientes, fuentes de electricidad, material pirotécnico.
Fuente: Secretaría
de Salud.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...