compartir en:

 La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) contaría a finales de este año o a más tardar a principios de 2018 con las bases del proyecto para el respaldo del Sistema Satelital del país, tras la falta del satélite Centenario.

Sin embargo, ante los tiempos que se requieren para la construcción y lanzamiento de este tipo de aparatos que pueden llevarse hasta dos o tres años, la presente administración dejaría listo lo que se requiere para llevarlo a cabo, dijo el subsecretario de Comunicaciones de la dependencia, Edgar Olvera.

“Es un respaldo que afortunadamente, ahora no se necesita y los tiempos satelitales (es decir, construcción, formación, puesta en órbita) llevan varios años. Pero estaríamos dejando las bases y la seguridad de que el gobierno, adquirió un respaldo satelital para los siguientes años”, expuso.

Por ello, de lograr firmar el contrato para dicho proyecto, la próxima administración federal tendría que ejecutarlo, toda vez que "es para algo que necesita el Sistema Satelital Mexicano”.

En entrevista con Notimex, afirmó que en breve lanzarán una consulta pública para conocer si existe interés en el mercado para dicho proyecto, así como sugerencias e ideas para llevar a cabo la licitación internacional.

Entre las opciones que estudian, indicó, se encuentra el esquema de Asociación Público Privada (APPs), donde el gobierno pondría a disposición de los interesados la posición orbital que no se ocupó con las bandas de frecuencias y otras operaciones.

“Un concurso de Asociación Público Privada, usando nuestros activos y obteniendo el respaldo que necesitamos, haciendo un proyecto interesante para atraer inversionistas”, abundó.

En mayo de 2015, con tan solo 490 segundos después de haber despegado del cosmódromo de Baikonur, Kazajistán, el cohete portador del satélite Centenario, Protón-M explotó, fallando así la misión de poner en órbita dicho artefacto.

En su momento, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, mencionó que esta situación no originó ningún daño económico ni de servicios, debido a la contratación de un seguro de cobertura amplia que cubrió al cien por ciento la inversión.

El satélite Centenario tuvo un costo de entre 390 y 400 millones de dólares; su viuda útil era de 15 años y serviría para telecomunicaciones, seguridad nacional, entre otros servicios.

Olvera previó que a finales de este año se lance la política satelital, documento que definirá las acciones de largo plazo para contar con servicios en la materia que ayuden a contar con las comunicaciones requeridas por el país.

“Lo que hace esta política es definir los objetivos más allá de una administración, un horizonte de 10 a 15 años que va de la mano con la vida útil de los satélites y como parte de ella, se crea un grupo de coordinación interinstitucional para que se establezcan acciones; metas para que México siga creciendo”, añadió.

Por ello, dijo el subsecretario de Comunicaciones de la SCT, el país avanza tanto en la creación de la política como en el respaldo satelital.