compartir en:

La lluvia que cayó ayer por la mañana hizo que los habitantes de la Eterna se quedaran en sus casas. El kiosco así como la calle Guerrero lucieron vacíos, pese a ser sábado.
Fotos: Valeria Ortega / DDM