compartir en:

 Centenares de manifestantes aprovecharon hoy la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, a Bruselas para criticar el nuevo gobierno liderado por el magnate republicano Donald Trump.

Entre los presentes se contaban defensores de los derechos de homosexuales y transexuales, activistas ambientales y críticos de la política antirefugiados y antiimigración de Trump, así como a su idea de construir un muro en la frontera con México.

“Construya un muro alrededor de Trump. Yo se lo pagaré”, decía una pancarta acompañada de una bandera mexicana.

Por su parte, la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI), denunció el aumento en los controles migratorios impuestos por la administración Trump.

“Tenemos informaciones de que los musulmanes hoy tienen mucho miedo, muchos ya no se atreven a ir a aeropuertos”, dijo Philippe Hensmans, director de Amnistía Internacional para Bélgica.

Dos miembros del movimiento feminista Femen, con el pecho descubierto, portaban pancartas con los lemas “Agarre el patriarcado por las bolas” y “Pence, sal de nuestros pantalones”.

Las protestas ocurrieron cerca de las instituciones de la Unión Europea, donde Pence se reunió por la mañana con los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker.

La región ha sido acordonada y sometida a un fuerte esquema de seguridad a razón de la visita de Pence.