compartir en:

La Secretaría de Salud Federal autorizó a los Estados la compra de repelentes para moscos que serán distribuidos entre mujeres embarazadas para evitar el contagio de zika.
Ángela Patricia Mora González, secretaria de Salud en Morelos informó que es cuestión de tiempo para que el zika llegue a la entidad, principalmente por la cercanía con Guerrero en donde ya se han presentado casos.
“Si no hacemos nada y sólo esperamos la llegada del virus las consecuencias pueden ser importantes porque en Morelos todos somos susceptibles a la infección de este virus porque al no haber tenido contacto con él, no se ha creado inmunidad, cosa diferente con el dengue”, dijo.
Señaló que aunque no se ha confirmado la asociación del zika con los casos de microcefalia se están realizando recomendaciones especiales para las mujeres embarazadas, ya que en el país se reportan seis casos. 
“La invitación en estos momentos es, principalmente a las mujeres embarazadas, para que lleven su control de embarazo, aunque en estos momentos no haya zika en Morelos, pero es importante para tener su historial médico”, comentó.
El uso del repelente es una de las principales recomendaciones, pero en el caso de las embarazadas “se inició la discusión sobre que tan bueno es la aplicación de estos productos que son insecticidas y pueden ser absorbidos por su cuerpo”.
En este contexto, aseguró que la Federación ya autorizó la adquisición de algunos productos que pueden aplicarse las mujeres embarazadas sin ningún problemas, por lo que serán entregados a mujeres embarazadas como una protección más.
Además, se recomienda el uso de blusas de manga larga, pantalones, principalmente durante la tarde-noche que es cuando el mosco sale. También el uso de malla-mosquitero es recomendable, así como los pabellones dentro de las habitaciones. i