compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Con la finalidad de evitar la explotación, maltrato y la exposición a riesgos  de menores de 15 y 16 años, el Gobierno del Estado y la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), firmaron un convenio de colaboración.
Este acuerdo permitirá implementar medidas de protección a los empacadores en tiendas de autoservicio y departamentales, así como proteger su integridad física, psicológica o emocional.
El Gobernador Graco Ramírez aseguró que en Morelos la prioridad es garantizar que los niños, niñas y jóvenes permanezcan en la escuela, sin embargo, “en México y en la entidad existe una cultura laboral de combinar el trabajo y estudios a temprana edad”.
“El respeto a los derechos de los infantes está garantizado en la entidad”, expresó el mandatario, al tiempo de reconocer las políticas de la ANTAD de exigir que sean estudiantes quienes realizan las labores de empacadores.
Por su parte, Vicente Yáñez Ulloa, presidente de la ANTAD, señaló que los menores empacadores deben ser estudiantes, de entre 15 y 16 años, presentar un escrito de los padres para poder laborar.
La jornada de actividad debe ser menor a seis horas diarias, contar con certificado médico y en caso de accidente, aseguró que las empresas tienen el compromiso de atender el caso y conducir, si es requerido, al menor hasta el centro de salud más cercano.
Gabriela Gómez Orihuela, secretaria del Trabajo, informó que los permisos que expidió la dependencia a su cargo para que menores de edad puedan laborar en la entidad disminuyeron desde que el Gobierno del Estado puso en marcha el programa de Beca Salario.
Aseguró que con el convenio firmado entre el Gobierno de Morelos y la ANTAD permitirá vigilar que los menores empacadores continúen con sus estudios, además de identificar quienes están interrumpiendo o abandonando la escuela.

Mil 80 permisos de trabajo para menores de edad se expidieron en 2015.

Por la protección de los menores
La intención es evitar la explotación, el maltrato y la exposición a riesgos que pudieran afectar la integridad física, psicológica o emocional de los menores de entre 15 y 16 años, quienes obtienen ingresos económicos por prestar el servicio de empaque a los clientes de las tiendas.

 

Por: CARLOS SOBERANES  /  [email protected]